Inicio lugo Un conductor ebrio choca contra una señal y un poste de madera...

Un conductor ebrio choca contra una señal y un poste de madera en Lugo y achaca lo ocurrido a un “ataque de tos”

LUGO, 9 (EUROPA PRESS)

Un conductor, que dio positivo en alcoholemia, chocó contra una señal y un poste telefónico de madera en Lugo y alegó que el accidente fue resultado de un “ataque de tos” que le había hecho perder el control del vehículo y salirse de la vía.

Según ha informado la Policía Local, el suceso tuvo lugar sobre las 5,45 horas del 8 de diciembre cuando un equipo de atestados de la Policía Local de la ciudad se desplazó a la Volta da Viña con motivo de un accidente de circulación.

En el lugar, los agentes procedieron a cortar la carretera e identificaron al conductor, que “presentaba signos de estar embriagado”. Así, lo sometieron a las pruebas de detección alcohólica, en las que arrojó un resultado positivo de 0,43 mg/l.

El conductor manifestó que sufriera un “ataque de tos” lo que le llevó a perder el control del vehículo y salirse de la vía por uno de sus márgenes.

Además, según ha señalado la Policía, los agentes requirieron la presencia de los bomberos y de personal de la compañía telefónica. La zona quedó asegurada y se instruyeron las oportunas diligencias al equipo de Atestados del cuerpo policial.

OTROS CONTROLES DE ALCOHOLEMIA

Asimismo, en la jornada del jueves la Policía Local ha realizado otros controles de seguridad en el centro urbano, en los que ha detectado al menos tres conductores que dieron positivo en las pruebas de alcoholemia.

Así, ha detallado, en la calle Tui, detectaron a un conductor “con signos de embriaguez” que, tras realizarle las pruebas pertinentes, arrojó un resultado positivo de 0,76 mg/l, por lo que instruyeron diligencias en la modalidad de juicio rápido y procedieron a la inmovilización del vehículo.

En esta línea, otro conductor fue detectado con signos de “encontrarse bajo la influencia de bebidas alcohólicas”, sobre las 4,45 horas, en la calle Ciudad de Vigo. En este caso, después de las pruebas arrojó un resultado positivo de 0,71 mg/l.

Además, en la Rolda da Muralla los agentes dieron ‘el alto’ a un conductor de un patinete eléctrico que, tras saltarse un semáforo, se negó a someterse a la prueba de alcoholemia, por lo que le abrieron un expediente sancionador con una multa de 1.000 euros.


- Te recomendamos -