Inicio lugo Los médicos de familia rechazan la propuesta de VOX sobre el aborto...

Los médicos de familia rechazan la propuesta de VOX sobre el aborto y la tachan de “tortura” hacia las mujeres

Matronas de Lugo se echan “las manos a la cabeza” y avisan de que es “terrible” pensar en hacer a una mujer pasar por esos trámites

LUGO, 16 (EUROPA PRESS)

Los médicos de familia rechazan la propuesta de VOX en Castilla y León de implantar un protocolo de interrupción voluntaria del embarazo que pase por hacer escuchar el latido del feto a las mujeres, entre otras cuestiones.

Así, el portavoz de la Sociedad Española de Médicos Generales y de Familia y responsable del grupo de trabajo de salud de la mujer, Lorenzo Armenteros, lo tacha de “tortura” a las mujeres. El médico lucense habla de un “rechazo absoluto” de la comunidad “a todo aquello que se quiera hacer fuera de la ley, como es este caso”.

Armenteros explica que todos los pasos a seguir cuando una mujer decide interrumpir voluntariamente el embarazo “son claros y están recogidos en la ley”. “Bajo ningún concepto se puede obligar al médico a sugerir que la mujer escuche el latido del feto”, ha apuntado.

Para el médico, “el aborto es un proceso muy doloroso y difícil” al que, si se le suma la intención de VOX, “se convierte casi en una tortura para las mujeres”.

Armenteros, además, recuerda que la ley del paciente le permite decidir hasta dónde “quiere recibir qué tipo de información”. Explica que tienen “el deber de informar de todo al paciente con el límite que él mismo o ella misma ponga”.

LAS MATRONAS SE LLEVAN “LAS MANOS A LA CABEZA”

Las matronas de Lugo también se “llevan las manos a la cabeza” con el nuevo debate sobre el aborto. Cristian Martín, enfermera y matrona con experiencia en interrupción voluntaria del embarazo, destaca que “es un proceso profundamente gris y delicado”, sin que exista un motivo concreto.

“Muchas veces abortan no porque no quieran tener al niño, si no porque no pueden seguir adelante con el embarazo”, detalla Martín, y añade que detrás hay motivos diferentes, como económicos, de pareja u otros.

Asegura que, pese a que en la consulta las mujeres solo tengan que decir “si o no al aborto”, el periodo previo, las 72 horas de reflexión que se dan por ley, “es dificilísimo”.

Cristian Martín detalla que las mujeres que deciden interrumpir su embarazo de forma voluntaria suelen acompañar su decisión de un apoyo psicológico que demuestra “que es una decisión muy difícil que puede afectar también a su salud mental”. “Añadir la escucha del latido cuando ya se tiene la decisión tomada puede ser terrible”, ha advertido.

Ambos expertos coinciden en dudar de que “esta propuesta salga adelante, entre otros motivos, porque si no lo es (ilegal), roza la ilegalidad en muchos aspectos”.


- Te recomendamos -