Inicio lugo Circulación con retenciones pero fluida en la N-642 en Burela, regulada por...

Circulación con retenciones pero fluida en la N-642 en Burela, regulada por un semáforo tras reabrir un carril

LUGO, 23 (EUROPA PRESS)

La circulación en la N-642, que el viernes sufrió un corte entre los puntos kilométricos 41 y 44 por un importante deterioro de la vía, ha sido en la primera hora de este lunes más fluida de los esperable, con retenciones de unos diez minutos o menos.

Fuentes de la Policía Local de Burela han confirmado a Europa Press que de momento no se han registrado inconvenientes y que observarán si a mediodía, entre las 14 y las 15 horas, se producen más atascos al ser hora punta.

A última hora de la tarde de este domingo se habilitó un carril de la N-642, regulado por un semáforo, para que el tráfico pueda circular por al menos una parte de la vía, que permanecía cortada al tráfico desde la noche del viernes, entre Burela y Foz, debido a un socavón producido por una balsa de agua ocasionada por las fuertes lluvias caídas en los últimos días.

El alcalde de Burela, Alfredo Llano, se desplazó a última hora de la tarde del domingo hasta el punto para comprobar el estado de las obras y conocer cómo se iba a desarrollar la habilitación de este carril.

Los conductores que van desde Burela en dirección a Foz continuarán pasando por el carril que les corresponde, mientras que los que llegan desde Viveiro, que vienen por la variante, tendrán que llegar al semáforo y hacer un stop. Asimismo, los que circulan desde Foz deberán pasar por el semáforo para incorporarse a la variante.

GARANTÍA DE SEGURIDAD

Alfredo Llano ha afirmado que la vía se abrió con la “garantía de seguridad de que se puede pasar”, pero al mismo tiempo ha señalado que se debe “seguir trabajando”, ya que “donde se produjo la avalancha hay que repararlo lo antes posible”.

La Subdelegación del Gobierno ha afirmado que el Ejecutivo central “continúa trabajando intensamente con medios materiales y humanos porque es una prioridad conocer el alcance de la situación para dar cuanto antes con la mejor solución”.

La subdelegada en Lugo, Isabel Rodríguez, agradeció en las últimas horas el “esfuerzo e implicación” del Ministerio de Transportes para “dar una respuesta inmediata a la ciudadanía”, así como al resto de administraciones que “colaboraron para revertir esta situación lo antes posible”.

Desde la noche del viernes, este punto de la N-642 permanecía cortado en su totalidad y el sábado el Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana había desviado el tráfico por la carretera LU-162 y la LU-P-1502.

Al lugar se desplazaron técnicos y personal del Ministerio, así como miembros del GES de Cervo y profesionales de la Axencia Galega de Emerxencias, que se desplazaron hasta A Mariña con una bomba de achique de gran caudal y un semirremolque de achique dotado con 16 bombas para tratar de eliminar la balsa de agua que provocó el colapso de la infraestructura.


- Te recomendamos -