Inicio lugo Acepta dos años de cárcel por descargar y compartir material pedófilo

Acepta dos años de cárcel por descargar y compartir material pedófilo

LUGO, 22 (EUROPA PRESS)

Un vecino de Sarria ha aceptado dos años de prisión y uno de libertad vigilada, posterior al cumplimiento de condena, por descargar y compartir material pedófilo.

Tal como ha reconocido el varón, los hechos ocurrieron en 2019 y, por ellos, ha llegado a un acuerdo de conformidad en la sección segunda de la Audiencia Provincial de Lugo, que le evita entrar en prisión al decidirse también la suspensión de la pena.

Todo esto después de que la Fiscalía rebajase de ocho a dos años su petición inicial. Según el Ministerio Público, en el marco de una investigación de la Brigada Tecnológica de la Comisaría general de la Policía Nacional de Madrid, se tuvo conocimiento de la existencia de varios archivos que circulaban por Internet en diferentes direcciones y que contenían material de “contenido pornográfico infantil”.

Es por ello que se abría una investigación en la que se determinó que al menos un usuario realizaba la búsqueda, descarga y compartía archivos de carácter pedófilo, en el que “intervenían claramente menores de 16 años”, a través de una IP asociada a una línea telefónica domiciliada en Sarria.

Una vez localizado a esta persona, la policía se topó con numerosas fotos y vídeos multimedia. En concreto, en las unidades intervenidas en 2020, se encontraron con un total de 22.000 archivos.

Finalmente, el hombre fue condenado este miércoles a dos años de prisión por un delito de corrupción de menores y a un año de libertad vigilada y posterior participación en programas formativos. También se le castiga con dos años de inhabilitación para cualquier trabajo relacionado con menores.

Leer más:  La nevada vuelve a Lugo y dificulta la circulación en más de 70 carreteras de los municipios de montaña

- Te recomendamos -
Artículo anteriorUn vecino de Sarria (Lugo) acepta dos años de cárcel por descargar y compartir material pedófilo
Artículo siguienteLa prueba de ADN confirma que el cadáver que apareció en junio en Barreiros (Lugo) es de un joven de Cantabria