Inicio lugo Investigado un joven de Lugo por conducir a gran velocidad, invadir el...

Investigado un joven de Lugo por conducir a gran velocidad, invadir el sentido contrario y hacer un trompo

LUGO, 19 (EUROPA PRESS)

La Guardia Civil ha procedido a investigar por conducción temeraria a un joven vecino de Lugo por conducir a gran velocidad, invadir el sentido contrario y hacer un trompo.

Según ha informado el Instituto Armado, tuvo conocimiento el pasado 9 de abril, tras varias llamadas de ciudadanos, de una posible conducción temeraria a la altura del kilómetro 12,600 de la carretera LU-612, que conecta Lugo con la localidad lucense de Portomarín.

Los alertantes informaron de que un turismo aparentemente circulaba por la vía “a gran velocidad e invadiendo el sentido contrario, obligando a otro conductor a realizar maniobras evasivas para evitar colisionar con él”, para, a continuación y ya dentro de la población de Lousada, en el municipio de Guntín, el vehículo turismo realizó un cambio de dirección “a gran velocidad accionado el freno de mano y realizando un trompo”.

Desplazados hasta el lugar, agentes comprobaron “la gravedad de los hechos”, destacan las mismas fuentes, en los que supuestamente se puso en “peligro a otras personas”. Por ello, la Benemérita procedió a realizar gestiones y averiguaciones para esclarecer lo sucedido, lo que llevó a la localización del vehículo.

Además, destaca la Guardia Civil que “gracias a las labores de investigación realizadas y a la colaboración ciudadana”, se pudo identificar al conductor del vehículo temerario, que resultó ser un hombre de 30 años vecino de Lugo capital, al cual le fueron leídos sus derechos en calidad de investigado por su supuesta participación en un delito de conducción temeraria.

AGRADECIMIENTO

La Guardia Civil recuerda que la conducción de un vehículo de motor o ciclomotor “con temeridad manifiesta y poniendo en concreto peligro la vida o la integridad de las personas está castigado” en el Código Penal con las penas de prisión de seis meses a dos años y privación del derecho a conducir vehículos a motor y ciclomotores por tiempo superior a uno y hasta seis años.

Asimismo, la Guardia Civil ha expresado su agradecimiento por la “colaboración desinteresada” de los ciudadanos que alertan “e aquellas conductas peligrosas de las que son testigos”, ya que con ello, destaca, “se logra reconducir situaciones de riesgo que ponen en peligro la integridad física de sus autores, y en multitud de ocasiones del resto de usuarios”.


- Te recomendamos -