Inicio lugo El TSXG confirma que el Sergas debe pagar 122.000 euros por una...

El TSXG confirma que el Sergas debe pagar 122.000 euros por una mala prescripción a un paciente que derivó en ictus

El cardiólogo que le atendió en el Hospital de Burela le prescribió otro betabloqueante sin tener en cuenta “en ningún momento” que ya tobama uno

LUGO, 17 (EUROPA PRESS)

El Tribunal Superior de Xustiza de Galicia (TSXG) ha confirmado una sentencia que condenó al Servizo Galego de Saúde (Sergas) a indemnizar con un total de 122.254,56 euros, más intereses, a un paciente del Hospital de Burela (Lugo) debido a una “doble e indebida” prescripción que derivó en un ictus.

Este nuevo fallo, con fecha del pasado jueves y contra la que todavía cabe recurso, viene a desestimar el recurso de apelación interpuesto por el Sergas y Segurcaixa Adeslas, y a ratificar la sentencia ya dictada en junio de 2021 por el Juzgado de lo Contencioso-Administrativo número 1 de Lugo.

Los magistrados señalan en su razonamiento que “no hay que tener grandes conocimientos médicos para comprender que la prescripción simultánea de dos antibloqueantes, en una persona con antecedentes cardíacos, al provocarle un menor gasto por enlentencimiento del ritmo del corazón, puede generar graves complicaciones”. En este caso, un edema agudo de pulmón que derivó en el ictus.

Además, el tribunal resalta que resultó acreditado que la dosis de antibloqueantes que tomó el hombre, de 71 años y con antecedentes de hipertensión arterial y diabetes tipo 2, fue excesiva, “ya fuera por ignorancia médica, ya fuera por no atender al historial clínico del paciente”.

El afectado había acudido el 15 de marzo de 2016 al Hospital de Burela para que le practicasen un electrocardiograma. Su estado de nerviosismo dificultó la realización de la prueba, por lo que el cardiólogo que le atendió le prescribió un betabloqueantes a pesar de que, por sus antecedentes cardíacos, los cuales “en ningún momento fueron tenidos en cuenta”, ya tomaba uno desde hace tiempo.

Asimismo, el doctor que hizo la prescripción, al afirmar que ambas dosis eran compatibles, trató de ocultar “su debido desconocimiento del historial clínico del paciente”. Días más tarde, tras acudir en repetidas ocasiones al centro de salud y al hospital por encontrarse mal, otro cardiólogo distinto le dio a entender que había habido una mala praxis médica.

El hombre permaneció varios días ingresado. Una noche que le despertaron para medicarlo por vía oral, se encontró totalmente desubicado y sin daber dónde estaba, por lo que le practicaron un TAC que acabó por confirmar que había sufrido un ictus.

Por todo ello, los magistrados del TSXG rechazaron el recurso presentado por el Sergas y Segurcaixa Adeslas a la primera sentencia y confiarmaron la sentencia por la que la administración sanitaria debe pagar al afectado 122.254,56 euros, más interes legales desde el 1 de agosto de 2016.


- Te recomendamos -